«La carta de la vicepresidente es un pedido de lo que ella quiere, pero no lo pide por favor. Cristina lo que quiere lo exige, lo toma».

«Con su segunda misiva del año, casi como una bomba volvió a la carga. Ahora apuntó contra el Tribunal Supremo que ahora se ve en una situación política muy fuerte».

«CFK termina el 2020 sin haber podido eludir a la justicia. Incluso, algunas de sus causas están peor que antes. Es una Cristina Fernández que ve que la justicia se toma sus tiempos incluso con ella».

«A Cristina no le importa nada más que ella misma. No le importa la pandemia ni la economía. Para ella, nada más importa».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *