Fuente: https://us6.campaign-archive.com/?u=0bda7d697a495e22634306b96&id=7627be76c9

Argentina: 20 años del “corralito”
“A los argentinos, diciembre del 2001 les partió la vida en dos”. Así comenzaba la nota del diario La Nación, que recordaba los 20 años de un episodio que marcó no solo a Argentina, sino a buena parte de la región. Pero, ¿qué fue el corralito? A vuelo de pájaro podemos decir que se trató de una medida desesperada del gobierno del entonces presidente De la Rúa, que impedía que la gente que tenía dinero en un banco, pudiera retirarlo libremente. Y el fin era frenar una corrida bancaria que desangraba al sistema financiero del país, en buena medida producto de la desconfianza ante una crisis económica terminal. Pero el “corralito” sólo agudizó la crisis económica,  provocó un estallido social que dejó varios muertos y que terminó forzando la caída del gobierno. A lo que siguió un período de locura donde se sucedieron 5 presidentes en 15 días.

Las imágenes de los ahorristas desesperados reclamando su dinero en la puerta de los bancos tapiados fue, junto con la salida del presidente De la Rúa en un helicóptero de la Casa Rosada, la postal que marcó una etapa negra de la historia de ese país.

Ahora bien, ¿aprendió Argentina la lección de aquel episodio traumático? La crisis actual, ¿puede generar un episodio similar? Se lo preguntamos a Garrett Edwards, abogado argentino y analista de la Fundación Libertad, que nos decía lo siguiente:

“Sin duda alguna, la crisis del 2001-2002 marcó un antes y un después en la memoria popular compartida de la Argentina reciente. Los que la vivimos como muy chicos, los adultos, a todos les resuena en los oídos. Es un momento bisagra en la historia argentina, y que en buena medida explica todo lo ocurrido en los veinte años siguientes. No se puede entender la Argentina de 2021, sin entender lo que fue la crisis del 2001. Fue un momento que generó muchos traumas, que desató una pequeña diáspora  de gente que huyó del país en busca de nuevas oportunidades, fue la quiebra y caída de muchas empresas y familias, y que hoy por hoy siempre retumba el miedo de que eso se pueda repetir”.

“Una de las consecuencias de ese episodio es una desconfianza radical entre los argentinos hacia el sistema financiero y bancario”, nos explica Garrett. “Esto ha llevado a que hace 20 años Argentina sea un país casi sin inversión, al menos en lo que refiere a inversionistas pequeños y medianos, porque después de que se quedaran con los ahorros de la gente, la gente no volvió a confiar en el sistema bancario. No parece que hayamos aprendido muchas lecciones, porque el país sigue cometiendo los mismos errores.”

– ¿Hay algún paralelismo entre lo que sucedió en 2001 y lo que pasa hoy?

– “En Argentina cada vez que hay una crisis, se busca comparar con aquella que nos marcó a todos. Pero nunca volvió a haber el mismo caldo de cultivo de aquellos años. Hoy veo que somos mucho más pobres que en 2001, y aun así, el espacio para el conflicto no es el mismo, y la crisis de gobernabilidad tampoco es comparable. Del otro lado, lo que tenemos es más pobreza, peores indicadores en todos los rubros, algunos que dan miedo. Pero también hay una ciudadanía mucho más fuerte, reclamando y pidiendo por la continuidad institucional. Mucho más democrática y republicana en su pedido. Y luego discusiones sobre la naturaleza del peronismo y del kirchnerismo, que nos obligarían a entrar en debates mucho más profundos, que tal vez no es el momento.”
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.